Una de las cosas que suele abundar en el uso del inglés y que no deja de sorprenderme es el uso de las siglas y acrónimos como si fueran palabras de toda la vida, y los juegos de palabras que aparecen y se desarrollan.. y seguramente también mueren.
Hace un año asistí a un congreso en Innsbruck (Microlearning) en el que se exponían las comunicaciones con una dinámica que ellos denominaros «speed-geeking» (imaginad mi cara cuando me dijeron que debía presentar mi comunicación, con mi inglés y de esa forma 8-O), pues el caso es que cuando decidí averiguar de qué iba, me contaron que la idea provenía de un juego de palabras procedente del «speed-dating», una técnica de citas a ciegas en la que en un mismo recinto se juntan numerosas parejas quienes van rotando de «compañero» por un tiempo de máximo 5 minutos en los cuales intercambian información clave el uno del otro.
Pues bien, la técnica de presentación consistía, como podéis imaginar en una minipresentación ante un mini-público (no más de 6 cada vez) a los que les contabas lo CLAVE de tu trabajo e intentabas «engancharlos» y así a lo mejor venían a preguntarte después o incluso puede que hasta leyeran las actas 🙂

reading on the platform
Pues bien, todo ello, y evidentemente la temática del congreso me llevaron a otro juego de palabras sobre el que hemos (Mª Paz Prendes y yo) estado pensando todos estos meses…
¿estamos inmersos en un mundo donde se impone el «Speed-learning«?
Un aprendizaje cada vez más no-formal o informal, lleno de pequeñas informaciones (microcontenidos) referentes a nuestras prioridades más claras (tags, bookmarks, etc.) que se explicitan en modelos de consumo de materiales didácticos propios o de otros en formatos cada vez más portables (mobile-learning, pda, iphone) y omnipresentes…
Evidentemente todo esto se hace ás patente en los procesos de formación continua… ahora bien, las preguntas y respuestas sobre si será bueno, malo o regular… esas no las tenemos, ni siquiera atino a predecirlas… seguramente, como en todo lo relacionado con las tecnologías, tendrá que estar siempre acompañado por montones de trabajo pedagógico, especialmente para que el alumno sea capaz de salir al mundo real y encontrar la «cita» apropiada para el.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.