Dark side of Text books, otra vuelta de tuerca

Sabéis que cada año, en mi asignatura de SO&ER en la que hablamos de organización escolar y de recursos educativos (especialmente de los más clásicos que también hay que hablar de ellos), llevo años haciendo una actividad llamada “The Dark Side of Textbooks” (tenéis testimonio de otros años aquí: #soyer1112 y tenéis también disponible la guía de la actividad y alguna explicación de por qué el “dark” y nada más “brillante” al respecto).

Pues bien, este año han pasado dos cosas que creo que han enriquecido la actividad y me han gustado mucho y por ello quería compartirlas con vosotros:

En primer lugar, mis estudiantes parecen haber leido (más o menos, pero para mi es todo un acontecimiento que mis alumnos lean y relacionen sus lecturas con lo que hacen) y además han puesto en marcha sus lecturas para “enriquecer” los trabajos presentados, lo cual ha hecho que haya más de una reflexión interesante y gustosa que creo que ya hace que merezca la pena el trabajo.

Aquí tenéis un tablero de pinterest con algunos de sus trabajos

Sigue el tablero El lado Oscuro de los libros de texto de Linda en Pinterest.

Español (traducciones) 

Inglés (originales)
Sigue el tablero Darkside of Textbooks de Linda en Pinterest.

Y la segunda cosa que me ha gustado como ha resultado es que creo que hemos introducido una cosa nueva que ha ayudado a “cerrar” mejor el proceso de la actividad en sí misma.  Os cuento:

Como sabéis cada grupo tiene que presentar una representación gráfica del problema, este año en forma o de infografía o de cómic o de timeline de Twitter. La cuestión es que a mí me preocupa que no sea solo un proceso de aprendizaje que termine con la creación del artefacto (la infografía o el cómic), sino que el hecho de traerlo a clase y compartirlo les aporte algo… y en eso creo que nos quedamos “cojos”, así que les pedí que mientras la estrella del grupo (aquí os contaba cómo se organizan los roles en clase)  se quedaba en un sitio de la clase con su “creación” (a modo de galería de arte), el resto del grupo debería visitar todos los demás artefactos (obras) y debería hacer la labor de un comisario de una exposición museística (perdón de antemano a los comisarios por esta simplificación): dar un título alternativo a cada obra, resaltar los puntos cruciales de cada uno, establecer un criterio para ordenarlos y diseñar una visita “ideal” para unos visitantes virtuales al museo de “The Dark Side of Text Books @ SO&ER1415”.

Necesitaba que vieran con atención a sus compañeros y se esforzaran por entender qué habían hecho y qué significaba en tanto que artefacto de representación y comunicación.  El resultado en general me ha parecido muy interesante… os embebo un ejemplo de estas “exposiciones” que está presentado de forma especialmente “visual” aunque hay otros igualmente interesantes

Espero que os guste 🙂 Ah! y si tenéis curiosidad sobre las cosas que hacen mis estudiantes, aquí tenéis el planet con sus blog 
Powered by emaze

Deja un comentario