¡Feliz Día del Blog!

No me he podido resistir. Muy a pesar de estar (¿debería decir “deber estar”?) enfrascada en labores absolutamente inaplazables y necesarias que debería seguir haciendo ;-), hoy no me he podido resistir a celebrar el día del blog con todos vosotros escribiendo un poquito aqui, en mi blog.
¿Por qué? porque los blogs han supuesto para mi la puerta de entrada al mundo ese 2.0 poblado de tanta gente que tanto me gusta y del que tanto aprendo. Y no hay cosa que más me guste que aprender. Los Blogs supusieron para mi probablemente la primera incursión en el mundo 2.0, gracias a ellos descubrí que me gustaba eso de nutrirme del entusiasmo de otros y contar mis entusiasmos a aquellos que lo considerasen interesante, gracioso, o simplemente curioso.
Cuando llegué aquí (a la blogosfera o a la blogocosa) lo hice leyendo el blog de un amigo que se fue a Australia y, como yo me iba de estancia de investigación, decidí empezar mi primer Blog (en-red-ándome) y que ahora es una bitácora que reservo sólo para eso, para hablar de mis estancias de trabajo en sitios interesantes.
No soy una blogger , al menos no creo llegar a serlo (¡más quisiera!), soy una conversadora y una entusiasta que tiene un blog (bueno, como acabo de confesar, en realidad dos) y que de vez en cuando escribe alguna reflexión sobre lo que le llama la atención del mundo en él; pero sí que soy una convencida de que eso de compartir con otros parte de lo que pasa por tu cabeza te hace aprender más, y por eso cuando puedo lo hago.
Últimamente me prodigo más por twitter, básicamente porque me permite compartir entusiasmos de cosas de las que no tengo tiempo de hacer una reflexión más pausada y, como no, ver los entusiasmos de otros. Pero sigo reservando un espacio para, cada vez que pueda, escribir sobre lo que me llama la atención de este intenso mundo de las tecnologías y la educación.
Esa es mi historia.
Con motivo del día del blog, en la página principal del evento nos piden que recomendemos 5 blogs especialmente interesantes, yo siempre he tenido problemas con las recomendaciones… no puedo. Confieso, en mi lector de RSS tengo suscripciones a más de 60 blogs (y subiendo), y aunque todos no tienen un ritmo ni parecido, ni hablan de las mismas cosas, ni siquiera están en el mismo idioma, confieso, si no he borrado mi suscripción a ninguno, es porque de todos aprendo, así que los 60 me parecen MUY interesantes.
Confieso también que hoy vuelvo a escribir (saltándome las previsiones del post de las lecturas de verano), en parte porque me han sacado los colores (rojos) a la cara cuando Juanma Díaz ha hablado en educacontic públicamente de este espacio, poniendolo además en el mismo post que tres blog de postín: el de Celestino Arteta, el de Lourdes Domenech y el de Juanjo Muñoz, haciendo que la mención de este rinconcito sea -dado que no resiste la comparación- más que una amabilidad.
¿Recomendación? no puedo recomendar 5 blog (¡¿sólo 5?!), pero puedo hacer un llamamiento en un día que representa, de cierta bonita forma, el día en que celebramos una forma de tocarnos mutuamente con nuestros pensamientos: entusiasmaos, leed los entusiasmos de otros y contad los vuestros propios.
Y si es en un Blog, ¡estupendo! es una buena forma; si no, buscad vuestra forma de compartir, pero en cualquier caso, hacedlo 😉
¡Feliz día!

Share

Deja un comentario