25 años del GNU

Este septiembre hizo ya 25 años de que Richard Stallman -que entonces trabajaba en el laboratorio de inteligencia artifical del MIT- hiciera público el Manifiesto GNU (GNU is Not Unix) y por medio de él iniciara el proyecto del mismo nombre que ha dado fundamento y cobertura al movimiento en favor del Software Libre en todo el mundo.
Ya es un cuarto de siglo…
Yo no soy especialmente “Techy”, es decir, yo me dedico a la tecnología educativa pero mis conocimientos técnicos son francamente limitados, porque provengo -y es lo que más me interesa- del lado pedagógico de la misma. Será por eso que me debato entre Software libre y propietario… a ver si me explico:
Creo que la filosofía del Software Libre es casi imprescindible en el ámbito de la educación, donde como decía mi profesora de economía de la educación “los recursos siempre son escasos y las necesidades son potencialmente infinitas”. Entendemos la educación como un derecho de todos, y es imprescindible en ese horizonte, entender que podemos y debemos entre todos colaborar en la construcción de herramientas que contribuyan a la facilitación, mejora y/o modernización de dicho proceso.
Consecuentemente el Software Libre, en el que tenemos la libertad de usar, mejorar, distribuir y mejorar el programa, nos permite muchas posibilidades y lo cierto es que las estamos aprovechano; no en vano, si vemos algunos informes sobre herramientas utilizadas para el e-learning, vemos que los EVEA más utilizados al rededor del mundo y por las instituciones de mayor prestigio (Universidades como Hardward, Yale, Oxford, el MIT, etc) son Libres (SAKAI, MOODLE) y han desbancado en uso a otros sistemas propietarios que tenían bastante copado el mercado (WebCT y BlackBoard).
No obstante, entiendo que el software propietario tiene un nicho francamente importante, y creo que a día de hoy determinados usuarios (entre los cuales para algunas cosas me cuento yo) necesitan soportes directos de herramientas sencillas que les permitan no preocuparse por detalles técnicos que no conocen y que, además, no les interesan. Y eso, al menos por ahora, el Software Libre NO lo tiene suficientemente cubierto.
De hecho, el software propietario, ha encontrado una nueva forma de inclusión en el “mercado” que le ha integrado plenamente en las actividades educativas: La gratuidad del servicio.
Sin ir más lejos, hace poco participé en un piloto del proyecto Europeo iCamp, en el que se han desarrollado diversas herramientas 2.0 Libres para la Educación Superior. Pues bien, cuando se puso en marcha el proceso, los alumnos y otros docentes preferían usar software propietario gratuito que ya conocen y usan de forma habitual; por poner sólo un par de ejemplos: el caso de toda la suite de herramientas de GOOGLE (iGoogle, GMail, Google Mpas, Google Scholar, Google documents, etc.), o las plataformas de videoconferencia y mensajería instantánea como Windows Live Messenger y Skype…
Siempre me he considerado una moderada en el tema del Software Libre Vs. Software propietario, me encantaría el libre, pero no soy capaz de contribuir activamente al desarrollo del mismo (ya he dicho que la programación es un misterio para mí). Así que a veces creo que simplemente espero que alguien lo desarrolle y después me lo deje… y no sé hasta qué punto es eso tener filosofía GNU o simplemente ganas de ahorrar…

Deja un comentario